La importancia del logotipo

La importancia del logotipo

El logotipo de tu empresa es una pieza vital de la imagen corporativa. Es la seña de identidad por la que tus clientes potenciales identificarán tu marca en todas las ocasiones. Nuestro logotipo es nuestra imagen de referencia. Algo con lo que nuestros clientes podrán identificarnos en distintos contextos y nos permita diferenciarnos de la competencia. Se trata de imagen en la que intentamos que se vayan “enganchando” las características que nos definen como empresa, que nos ayuda a construir nuestra identidad y que manda un mensaje al mundo sobre qué es lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Características  de un buen logotipo

  • Un buen logotipo debe de ser sencillo y no tener elementos decorativos superficiales que no sean imprescindibles para transmitir nuestro mensaje como marca.
  • Debe de ser original, fácilmente recordable e identificable. La idea es diferenciarse del resto para que nuestra marca destaque sobre las demás.
  • Debe de captar la esencia de la marca, con lo cual al diseñarlo, es imprescindible conocer bien tanto a la marca como al público objetivo de la misma.
  • Un buen logotipo debe de ser atractivo para el público objetivo de la marca. Los colores, formas y símbolos, deben de estar adaptados al público al que nos dirigimos. Par ponerte en la piel del público objetivo de tu marca, puedes usar una herramienta como el empathy map
  • Debe de ser reproducible a cualquier tamaño (estar vectorizado). De ese modo podemos utilizarlo en nuestras tarjetas de visita, para rotular un camión o para hacer el letrero de nuestro local. Si tu logotipo no está vectorizado, tendrás problemas si algún día quieres retocarlo, usarlo en una superficie grande, etc.
  • Ser adaptable a diferentes formatos: Debe de verse bien en todo tipo de tamaños, por ejemplo en una pantalla de móvil, como el favicon de tu web…Debe de funcionar también si lo usamos como marca de agua, con o sin fondo, en negativo, en blanco y negro…
  • Es importante que esté presente en todos los elementos de la empresa: el letrero del local, la firma de un e-mail.
  • Debe de ser atemporal: Aunque lo ideal es tener un logotipo que sea atemporal y sobreviva al devenir del tiempo, pequeños retoques y modernizaciones son una buena manera de mantenernos al día y proyectar una imagen dinámica. Cambiar de logo cuando nuestros clientes ya nos identifican con una imagen es un error.

 

¿Cambiar o rediseñar tu logotipo?

aquí tienes algunas de las razones más habituales por las cuales las marcas se plantean un cambio o rediseño de logotipo:

  • El logotipo actual se diseñó de manera casera un editor de textos como word, un programa muy básico como power point o paper y no tiene una calidad profesional. Si tu empresa crece, tu logotipo tiene que poder acompañar su crecimiento. Pero si en su momento fue diseñado de forma caseral sin los programas adecuados, te acabarás encontrando con muchos problemas.
  • Has usado como logotipo una imagen o dibujo que no está vectorizado y ahora te estás encontrando con inconvenientes a la hora de poder usarlo en diferentes formatos y tamaños.
  • Tu logo se ha quedado desfasado, tiene un aire anticuado y no sientes que refleja ya bien los valores de tu marca.
  • No te sientes a gusto con la imagen de tu marca.  Nuestra falta de experiencia puede hacer que nos equivoquemos cuando estamos empezando a emprender. Según vaya pasando el tiempo, te puedes dar cuenta de que el logo que elegiste no te representa.

Antes de iniciar un cambio de logotipo, te aconsejo que te cuestiones:

  • Si tu clientela se siente muy identificada con tu logotipo, cambiarla totalmente será un error. Lo mejor en este caso es no hacer un cambio radical, si no algunas mejoras sutiles.
  • Contrata un diseño de logotipo profesional así garantizarás que tu imagen de empresa perdure en el tiempo y podrás usarls en cualquier tamaño y soporte.
  • Tampoco puedes estar cambiando tu imagen de marca constantemente. Eso dificultaría la identificación de tus clientes con tu marca y la diferenciación frente a la competencia. Si vas a acometer un cambio, intenta que sea definitivo.

¿Qué tienes que evitar?

  • Caer en modas o tendencias, será como poner una fecha de caducidad a tu logo.
  • Diseños caseros hechos con programas que no son para hacer diseños serios.
  • Logotipos comprados en bancos de imágenes, habrá miles de empresas con el mismo logo.
  • Usar una tipografía poco profesional, demasiado adornada o difícil de leer.
  • Diseñar el logotipo pensando en ti en vez de en tus clientes.
  • Elegir un logotipo recargado y lleno de detalles.
  • Escoger un logo que sólo funcione bien en color.
  • Copiar  a tu competencia

Fuente: creatiburon.com